“¿Por qué molestarse en investigar la historia?

TuMeser, 8 de Agosto de 2014

Fania Oz-Salzberger

Es extremadamente difícil, estos días, ser un israelí políticamente moderado. Al publicar mi opinión sobre la guerra de Gaza en diarios y redes sociales, la cantidad de críticas que recibo, tanto de derecha como de izquierda, pro-israelíes y pro-palestinos, es sorprendente.

Por más de diez años he escrito y discutido sobre el diálogo europeo-israelí, muchas veces en el contexto del conflicto israelí-palestino. Ahora tengo experiencia distinguiendo entre las críticas a la política israelí (lo cual suelo aceptar), la lástima por las víctimas del conflicto (la cual comparto), y “anti-israelismos” ignorantes y generalizadores que son anti-semitismo.

La guerra actual en Gaza liberó a todos los demonios de sus botellas. Los israelíes que amamos la paz – y hay muchos de nosotros- estamos entre scylla y charybdis. Les voy a mostrar cómo se está desarrollando esto online, en mis cuentas de Twitter y Facebook, y en los comentarios de mis artículos.

En el comienzo, escribí que lamento la situación de las víctimas de Gaza, especialmente los niños. Muchos tomaron en serio mi punto. Otros, árabes y europeos, dijeron que el sentimiento era superficial y que los judíos están haciendo un genocidio contra los palestinos.

Judíos. No israelíes. Los millones de judíos que viven afuera de Israel participan tanto del conflicto como los civiles de Gaza, pero están siendo acusados, amenazados y atacados físicamente por ser judíos. Cualquier estadounidense o sirio puede caminar tranquilamente por las calles de Paris, Roma y Berlín a pesar de los civiles que mató el ejército estadounidense en Iraq o las tropas de Assad en Siria. Un judío usando kipá ya no puede hacerlo. Si esto no es anti-semitismo, ¿qué es?

Genocidio. No una guerra desagradable. No una operación de un ejército defendiendo a su población civil y un grupo terrorista disparando desde una zona masiva, pobre y desprotegida.

No se confundan: el ejército israelí ciertamente usó excesiva fuerza y mató a cientos de inocentes tratando de atacar militantes y misiles, pero Hamas se aseguró de que los militantes y misiles estuvieran en medio de los civiles. Civiles que no tienen refugio para bombas, y son obligados por Hamas a permanecer donde están a pesar de ser advertidos por el ejército israelí.

Estos son los hechos. Es ciertamente una guerra desagradable; pero no un genocidio.

Esta pareja “judíos y genocidio” se está haciendo popular estos días entre los árabes y algunos europeos, que quieren eliminar la memoria del Holocausto y convertir a los judíos en asesinos masivos. Me gustaría pensar que ningún alemán acepta esta excusa para borrar el Holocausto, pero sé que algunos alemanes lo hacen.

Me pregunto, ¿alguien en Gaza se opuso a los ataques a los israelíes inocentes? ¿Expresó lástima ante las docenas de niños Israelíes asesinados por bombas suicidas en los últimos diez años sin ser castigado? No hay necesidad de preguntarlo, la respuesta es no. Cualquier habitante de Gaza que se oponga a la guerra de Hamas contra los israelíes es castigado por traición. Hamas silencia a su propia gente con ejecuciones.

Ser moderado, como notó Aristóteles, no significa estar en el medio exacto. La realidad nunca es simétrica.

Por un lado, Hamas es mucho peor como gobierno que cualquier gobierno que Israel haya tenido. Los militantes de Hamas en Gaza son mucho más brutales que el ejército israelí. Rodean a sus luchadores con niños, guardan sus armas en escuelas y hospitales, y amenazan con echar a periodistas que lo reporten. Apuntan sus cohetes a escuelas y clínicas Israelíes. Si tuvieran la fuerza aérea de Israel o la artillería, la masacre de israelíes que ocasionarían no sería nada en comparación con lo que vemos en Gaza hoy. Cuando escribo esta verdad, muchos creen que es propaganda israelí. Sin embargo, yo no sería buena haciendo propaganda porque nunca acepto los reportes oficiales del gobierno y del ejército, pero las verdades son verdades sin importar su fuente.

Dado que Hamas es demasiado débil , el sufrimiento de los civiles también es asimétrico. Gaza es un área de desastre. Israel es parcialmente responsable. Habiendo dicho esto, y agregando que Hamas tiene más culpa, va a seguir siendo cierto. Si Hamaz y Hizbollah tuvieran el poder que tiene hoy Israel, no estaría escribiendo estas palabras. Estaría muerta A algunos “pro-palestinos” no les molestaría, estoy seguro.

Voy a ser clara: Yo soy pro-Gaza, le deseo la paz, libertad y prosperidad. Soy anti-Hamas y le deseo que se vaya al infierno.

Ambos Israel y Hamas han fallado en dos de sus misiones: Hamas falló en su intento de matar niños israelíes, mientras que Israel falló en su intento de no matar niños de Gaza. Esto también es parte de la asimetría de la situación.

¿Qué pasa con el aprisionamiento de los civiles de Gaza en un pedacito de tierra? Hace años, publiqué un artículo en un diario alemán usando la metáfora del vecino que se sienta en el balcón, con su bebé en la falda, disparando al cuarto de tus hijos. ¿Le dispararías en respuesta? Sí, lo harías. Mi padre, Amos Oz, recientemente usó la metáfora para describir la ronda de violencia actual.

Mi propio artículo fue interceptado y atacado por personas criticando a Israel. ¿Cómo puedo referirme a los de Gaza como “vecinos” si son en realidad prisioneros de Israel? La mayoría de las respuestas ignoraban el resto de mi artículo, en el cual explicaba que la relación de “vecinos” no es igualitaria. Las malas interpretaciones o falta de información son una parte crucial del anti-israelismo y anti-semitismo. Los hechos históricos son convenientemente olvidados.

Insisto: la historia y sus detalles son cruciales. Los 1,800,000 residentes de Gaza incluyen muchos refugiados del la guerra del 48 y sus descendientes. Esa guerra fue comenzada por los Arabes, quienes rechazaron la resolución de las Naciones Unidas que dividía la tierra entre un estado judío y un estado palestino. Israel ganó. Los palestinos se fueron y algunos fueron echados. Por muchos años, Egipto dominó en Gaza y no les permitió a los refugiados reconstruir sus vidas. Desde 1967 Israel y Egipto comparten la responsabilidad de esta desgraciada situación. Pero Israel salió de Gaza en 2006, solamente para ver a Hamas tomar el poder y bombardear el Sur con una lluvia de cohetes. ¿Por qué no negociar la paz? Porque Hamas quiere Israel destruida y todos los judíos muertos, sus estatutos lo dicen explícitamente. También, para ser justos, porque los gobiernos de Israel se volvieron más halcones, abandonando las esperanzas de llegar a un acuerdo aún con el relativamente moderado Mahmoud Abbas de la Margen Occidental.

¿Pero por qué molestarse en investigar la historia? Los antisemitas de hoy que se enmascaran como, “anti israelíes” no están interesados en la historia. Quieren hacer el Holocausto desaparecer, y que los judíos sean culpables y permanezcan culpables. Hay un “nuevo antisemita” sin duda, apunta a Israel, como un gran, mega malo judío. Pero también es el atemporal, eterno antisemitismo, es histórico, tiene que ver más con lo psicológico que con los hechos.

La religión, muchas veces juega un rol irracional en esta historia. El conflicto israelí-palestino nunca tuvo que ver con el judaísmo y el Islam, pero si sobre territorio y la soberanía. Hoy, los fanáticos islámicos se apropiaron de la causa palestina, mientras los judíos extremistas ortodoxos insisten en asentarse en el Israel bíblico. Algunas radicales cristianos han entrado en la discusión, dando su apoyo incondicional a una parte o a la otra.

Los ateos moderados como yo necesitan todo el apoyo que puedan conseguir de los musulmantes, cristianos y judíos observantes. La línea que divide en esta batalla no es entre las tres religiones, ni es entre los religiosos y no religiosos. Se trata de – le pido la frase prestada a mi padre – entre los fanáticos y los moderados.

Entonces por qué molestarse en expresar una opinión moderada, mirando de cerca la tragedia de los dos lados (incluyendo la tragedia de las calles destruídas de Gaza) e invocar los hechos históricos, las verdades pertinentes, las complejidades y los matices?

Porque no creo que muchos europeos y también algunos árabes quieran ser alimentados con mentiras y odio. Porque como intelectual y política liberal creo que el diálogo racional, juntado con compasión humana, tiene que ganar. Porque como judía humanista israelí, y una sionista creyente en la solución de los dos estados, espero que la esperanza gane.

Pero solamente si ayudamos la esperanza va a ganar.

Original: http://www.christundwelt.de/

Traductora: Mariel Benedykt

FONTE: http://www.tumeser.com/-/index.php?option=com_content&amp%3Bview=article&amp%3Bid=1831%3Aipor-que-molestarse-en-investigar-la-historia&amp%3Bcatid=68%3Aarticulos-actuales-columna-3&amp%3BItemid=104

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s